Dermocosmética en tu farmacia

La dermatología cosmética es la especialidad que se preocupa por el cuidado de la piel. Está basada en estudios clínicos efectivos y saludables a diferencia de la cosmética convencional, donde la calidad de los productos puede variar en función de sus características químicas. Normalmente, la dermatología cosmética se preocupa por una piel sana, mientras que la cosmética tradicional busca una piel bonita.

 

Te recomendamos…

 

La dermocosmética  puede ayudar a personas con sensibilidad cutánea. Si sueles sufrir de enrojecimiento al aplicarte una crema, maquillaje o algún otro tipo de producto, es muy probable que necesites acudir a la farmacia más cercana para que te puedan asesorar. Uno de los primeros pasos que puedes hacer es evitar productos con parabenos o comprar los que estén testados bajo control dermatológico.

 

Mayor calidad

 

La certificación de los productos promueve asegurar que el cuidado de la piel sea equilibrado y solucione el problema desde la base. No confundas los productos naturales con dermocosmética. Existen mezclas naturales que están recomendadas para uso dermatológico y otras que no.

 

Cómo identificarlos

 

El especialista es, por lo general, quien recomienda un producto de estas características porque conoce sus cualidades. El etiquetado es muy importante en este aspecto. En él podrás encontrar no solo la lista de ingredientes de los productos, sino los sellos que avalan su calidad. Puede aparecer la firma de los laboratorios en donde se ha fabricado el producto o simplemente el certificado de uso dermatológico. Recuerda que, aunque no hayas consultado a un dermatólogo, puedes preguntarle a tu farmacéutico para más información.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *