Farmacia o parafarmacia, ¿son lo mismo?

Las diferencias que existen entre una farmacia y una parafarmacia son muy importantes a la hora de buscar un servicio concreto. No es lo mismo acudir a una que a otra si te recetan un medicamento o necesitas realizar una consulta específica.

 

Las farmacias son las más preparadas

 

Debes tener en cuenta que las farmacias están listas para ofrecerte todo lo que necesites. No sólo tendrás a tu disposición personal cualificado, ya que es requisito que al menos uno de los propietarios sea farmacéutico licenciado, sino que por la calidad de sus trabajadores,  éstos tienen permiso para vender medicamentos y prepararlos.

 

Si acudes a una parafarmacia te podrán brindar productos medicinales, pero nunca medicamentos. Sin embargo, una farmacia dispensa productos propios de parafarmacia como los de primeros auxilios o los disponibles sin receta, medicamentos y, además, tienen competencias para asesorarte sobre ellos.

 

Cómo diferenciarlas

 

Luces. Una de las pistas más visibles y sencillas es fijarse en la señal luminosa. Si es verde, te encuentras ante una farmacia, pero si es azul, hablamos de una parafarmacia.

 

Obligaciones. Una farmacia está obligada a mostrar el título de los farmacéuticos que posee a su cargo en un lugar visible. Normalmente lo colocan en una pared.

 

Servicios. Por lo general, algunas farmacias ofrecen planes personalizados para pacientes. Están autorizados por la Ley para hacer un seguimiento de ellos y, también, pueden  elaborar fórmulas magistrales de medicamentos cuando el médico lo prescribe.

 

Descubre nuestros servicios.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *